cristales de proteinas

¿Es la leche de cucaracha el gran descubrimiento o solamente nos interesan sus cristales?

El descubrimiento de la estructura de la leche de cucaracha ha revelado que es una fuente potencial de nutrientes. Pero no espere encontrarla en el pasillo de lácteos.
Un nuevo estudio ha revelado que la leche más alimenticia del mundo no pertenece a un mamífero sino a una cucaracha. Conocido como Lili-Mip, una forma cristalizada de la proteína, azúcar y grasas parecía ser el suplemento nutricional perfecto. Comprensiblemente, muchos sugirieron que esto podría convertirse en el próximo superalimento.
Esta sugerencia no debe tomarse tan en serio, ya que el estudio está en fases muy tempranas y podría ser un poco exagerada. Después de todo, los seres humanos y las cucarachas difieren significativamente en las necesidades nutricionales. Como en el caso de la leche materna humana,  la Lili-MIP está destinado exclusivamente para el desarrollo de embriones de cucarachas. Sobre la esta base, la idea de beber leche de cucaracha obviamente no es buena idea.

Sin embargo, revisando más a fondo el estudio, revela mucho más de lo que se ha informado. El estudio ha revelado una serie de conceptos tremendamente interesantes en la química. Lo más destacable es el análisis de la mezcla que puede proporcionarnos un plan para desarrollar súper alimentos para los seres humanos con poco o nada que ver con las cucarachas.
En el documento se trató de entender cómo las larvas de una especie de cucaracha particular, la diploptera puntiforme, más conocida como la cucaracha escarabajo del Pacífico, podía adquirir los nutrientes de la madre. Sobre la base de décadas de investigación, el proceso había sido descubierto. La madre alimenta a la descendencia con leche líquida, lo que aumenta la concentración de proteína en el embrión – hasta 60 veces más alta que sin el nutriente. Sin embargo, esta cantidad bastante alta de nutrientes no se utiliza toda a la vez. En lugar de ello, la leche se cristaliza en el intestino del embrión y se utiliza lentamente a lo largo del tiempo.
Para los autores, esto era lo verdaderamente interesante; los cristales hechos naturalmente de un ser vivo. Son muy poco frecuentes y por ello los análisis químicos son muy escasos. Su objetivo era entender cómo las cucarachas lograron esta hazaña a nivel molecular y si puede haber alguna posibilidad para la replicación en el laboratorio.
Los análisis se realizaron utilizando cristales hechos de forma natural a partir de los embriones.

Lili-Mip la estructura cristalina que realmente nos interesa

La estructura Lili-Mip se ha descubierto que es similar a un grupo de moléculas conocidas como lipocalinas. Estos generalmente están diseñados para permitir el transporte de las moléculas dentro del cuerpo. Sin embargo, en este caso particular, la proteína parecía actuar como un almacén. Cuando la concentración de nutrientes era demasiado alta, estarían atrapados en los cristales. Si había una necesidad de nutrientes, estos serían liberados para su uso.
Los otros nutrientes en los cristales eran grasas necesarias para el crecimiento y azúcares unidos a la proteína. Las moléculas de grasa eran colesterol, ácido linoleico y ácido oleico. Todos ellos se encuentran en la leche materna y son necesarios para garantizar un niño sano. Lo mismo se aplica al parecer en el caso de la cucaracha. En cuanto a los azúcares, el más destacado pasó a ser manosa. Este azúcar es de particular importancia para el feto humano y está también, como es lógico, presente en la leche materna.
Como resultado de estos hallazgos, uno puede pensar que esta leche puede ser el complemento perfecto para los seres humanos. Pero el sistema gastrointestinal humano no es ni remotamente parecido a la del intestino medio de la cucaracha. Como resultado, el uso de estos cristales no tiene por qué proporcionar ninguna mejora significativa en la alimentación. De hecho, una carga tan alta en proteínas puede tener efectos deletéreos.
Pero los resultados no ofrecen la promesa para el desarrollo de nutrientes para los seres humanos, en particular los que sufren de baja seguridad alimentaria. La leche se usa la grasa como aglutinante y como tal es un producto perecedero. Un cambio de la proteína como el principal factor de adhesión puede ofrecer la oportunidad de aumentar la vida útil de los alimentos tal manera que los nutrientes no se deterioren.
Los autores también mostraron que cristalización de la leche cucaracha se produjo a través de un proceso conocido como la sobresaturación. En esencia, al aumentar la cantidad del nutriente, se formarían los cristales. Con más pruebas usando nutrientes humanos, este método puede que algún día nos permita proporcionar un comestible – y tal vez incluso agradable al paladar – aceptable para nuestra nutrición.
Esta opción de cristalización de los nutrientes está a años de distancia, pero se abre la puerta a un nuevo método para prevenir la desnutrición, especialmente en las regiones de bajos ingresos. Con ensayos en animales y humanos eventuales, la leche de cristal cucaracha puede ser un nuevo camino para garantizar la seguridad alimentaria en todo el mundo.

Fuente: http://www.popsci.com/cockroach-milk-debate-superfood-or-just-super-hype